¿Para qué sirven las muselinas de bebés?

para qué sirven las muselinas de bebes

Las has visto por todos lados, no hay bebé sin la suya, pero ¿para qué sirven las muselinas de bebés? ¿son realmente útiles? ¿no será otra moda pasajera?

Si te has planteado todas estas dudas estás en el sitio correcto porque si hay algo realmente útil, versátil y que te acompañará hasta que tu bebé sea grande son la muselinas de bebés. Vamos a conocerlas más en profundidad antes de conocer para qué se usan.

Qué son las muselinas para bebés

Tal y como decía, antes de aprender como usarlas, veremos qué son las muselinas para bebés y su origen. Son telas finas, parecidas en su textura a las gasas, caracterizadas por su ligereza y transpirabilidad. El tejido está confeccionado en una trama abierta de hilos retorcidos que lo hace especialmente vaporoso.

para qué sirven las muselinas de bebés

Puedes encontrar muselinas de algodón o bambú para tu bebé -que es lo más común, aunque también existen de seda, lana, viscosa, hilos sintéticos…

El origen de la tela se remonta a Mosul en una época en la que se erigía como un punto estratégico entre Turquía, Siria e Irak. Era famosa por sus delicados tejidos de algodón. Ya en la Edad Media, los mercaderes venecianos la convirtieron en uno de los tejidos más valorados y en Francia la conocían como mousseline, dando lugar al vocablo “muselina” en España.

Pronto la muselina fue empleada para confeccionar arrullos y pañales para los bebés. No es de extrañar conociendo la textura delicada y suave de su entramado.

Para qué sirven las muselinas de bebés

Generalmente nos encontramos dos tamaños de muselinas: grandes, de 120×120 cm; y pequeñas, de 70×70 cm. La utilidad que le des a cada una depende de tu forma de vida aunque, al ser un material tan versátil que puede crecer con tu bebé, ante la duda te recomiendo escoger la de mayor tamaño.

¡Ahora sí!,  vamos a ver detenidamente para qué sirven las muselinas de bebés.

    1. El uso principal que tienen las muselinas es para arrullar al bebé. Es decir para envolverlos cuando son recién nacidos y todavía necesitan esa seguridad de contacto y límites físicos que evocan el útero materno. Como están fabricadas en un tejido que lo hace flexible el bebé queda envuelto con la delicadeza que su piel necesita. Eso sí, no hay que perder de vista que también tienen una necesidad de movimiento y exploración que es mejor no coartar.
      para qué sirven las muselinas de bebés

      Imagen vía. Little Unicorn

    2. Como sábana para el verano. Ya hemos hablado de las cualidades del tejido de las muselinas. Son vaporosas y suaves. Esto las hace ideales para cubrir a tu bebé en verano y protegerle de las corrientes de aire.
    3. Como sábana para el invierno. Basta con plegar varias veces las muselina o unir dos para que sigan cumpliendo esa función protectora cuando hace más frío. Su tacto es tan agradable que ¿por qué limitarla a una estación?
    4. Para tapar el sol en el carrito de paseo. Aunque la muselina deja pasar los rayos del sol y siempre es más recomendable usar sombrilla, puedes crear un ambiente más oscuro utilizando la muselina. Ahora bien, recuerda dejar siempre un espacio para que pueda ventilarse bien el interior. Está tan extendida esta forma de usarlas, que muchas personas piensas que las muselinas sirven exclusivamente para tapar el sol. E incluso existen unos clips magnéticos para sujetarlas evitando que se vuelen con el viento o se deslicen.
    5. Las muselinas también sirven como mantita u objeto de apego. Como son uno de los materiales que más se usan los bebés aprenden a relacionar el olor y la textura con la mamá, con momentos placenteros… Muchos niños las adoptan como objeto de apego por esta razón. Si tienes que dejar a tu bebé al cuidado de otra persona, te recomendamos que lleve su muselina con vuestro olor para que se sienta más seguro.
      para qué sirven las muselinas de bebés

      Imagen vía. Little Unicorn

    6. Puedes usar la muselina para evitar manchas de regurgitaciones cuando extraigas el gas tras la alimentación del bebé.
    7. Y para limpiar a tu bebé cuando le viene una bocanada o tiene babitas.
    8. Las muselinas para bebés sirven como mosquiteras cuando se duermen en el capazo, el cuco o incluso si eres habilidosas y te atreves a confeccionar con ellas tu propio dosel.
    9. Cuando das el pecho, sobre todo al principio, suele gotear leche en exceso o caer por la comisura de los labios de bebé. Si colocas la muselina entre su cara y tu brazo la muselina  lo absorberá manteniéndoos secos a ambos.
    10. También hay quien las usa para cubrirse en público durante la lactancia aunque nosotros abogamos por normalizar este acto tan natural, si te sientes incómoda puedes usarlo de esta forma. O responder como hizo esta mamá cuando le increparon que se tapase mientras daba el pecho en público.
    11. Usar una muselina como funda de la sillita del coche, de la trona o de la hamaquita evitará que tu bebé sude en exceso.
    12. Para el porteo. Es decir, para introducirlo entre tu piel y el cuerpo de tu bebé cuando porteas en verano.para qué sirven las muselinas de bebes
    13. Asimismo es una buena solución para proteger cuando el uso del aire acondicionado en el coche se hace imprescindible.
    14. Puedes utilizar la muselina como parasol en el coche. A veces el sol es tan intenso que el convencional se queda corto. Conocemos a familias que tienen una o dos muselinas exclusivamente para el coche.
    15. Cuando sales de casa puedes usar la muselina para bebés como cambiador improvisado.
    16. ¡Y en casa también! Nos encanta ver los cojines cambiadores envueltos en suave muselina. Así el cambio de pañal es más agradable porque evita que se les pegue el culito en esa textura plástica, el calor en verano y el contacto frío en invierno. Además queda precioso.

      Imagen vía Oliella

    17. Úsalo como cojín antivuelco enrollándola y poniéndola en el lateral si tu bebé necesita dormir de medio lado para evitar regurgitar.
    18. Otra forma de usar las muselinas es en casos de culete irritado. Estás leyendo bien. Si usas pañales de tela ya las conocerás. Pero si usas pañales desechables y tu bebé ha tenido un brote de dermatitis del pañal, está cambiando los dientes y su pipí y caca son más ácidos, etc. puedes probar a plegar una muselina de algodón o bambú pequeña y ponerla entre su piel y el pañal. Verás que buenos resultados.
    19. Puedes usar tu muselina como manta de juegos cuando sales al parque, la playa, el campo, o de visita.para qué sirven las muselinas de bebés
    20. Igualmente, si vas a la playa o tu bebé se moja jugando, te servirá de toalla. ¿Quién se resiste a mojarse los pies cuando vamos de paseo a la playa?
    21. Cuando hace mucho calor y estás meciendo a tu bebé, dándole el pecho o el biberón, durmiéndole… usar una muselina de bambú o algodón evitará que ambos sudéis.
    22. Uno de nuestros usos preferidos de las muselinas para bebés es como sábana bajera en las minicunas, moisés, nidos… Tienen un tacto tan gustoso que es perfecto para las delicadas pieles de los bebés.
    23. Otra opción que utilizan algunas de las mamás que visitan nuestro centro en Marbella es la del baño. Te explicamos mejor. A algunos recién nacidos no les gusta el baño, se sienten inseguros. Pero la cosa cambia si le envuelves en su muselina y lentamente le introduces en el baño para extraerla con suavidad una vez dentro.
    24. Como fondo para las fotos que haces periódicamente a tu bebé para tener el recuerdo de su crecimiento.
      para qué sirven las muselinas de bebés

      Imagen vía. Little Unicorn

    25. Las mamás también pueden usar las muselinas. Sus estampados y tejido son tan irresistibles que se convierten en fulares y pareos de playa.
    26. ¿Eres habilidosa? seguro que te atreves a customizar tu propia cocinita de juguete, no encontrarás complemento más ideal que una muselina.
    27. Y en la misma línea, puedes confeccionar ropita para las muñecas y peluches. Mira qué bonitas son estas de Lelelerele.
      para qué sirven las muselinas de bebés

      Imagen vía Lelelerele

    28. Si te están encantando estas últimas “ideas locas”, la opción de usarlo como cortina para la cocina o la habitación del bebé te va a enamorar.
    29. Y cuando tus bebés sean grandes, ya no quieras usarla más o prefieras sustituir tu muselina por otra nueva, te comunicamos que aún puedes limpiar cristales sin dejar ni rastro de pelusas.

 

¿Muselinas algodón o bambú?

Llegados a este punto, puedes elegir la que más te guste. Eso sí, nosotros te recomendamos que sean tejidos naturales como muselinas de algodón o bambú. Siempre es mejor evitar las fibras sintéticas que se encuentran en las grandes superficies. Además, existen marcas que te ofrecen calidades excepcionales como Little Unicorn, que ha encandilado al mundo entero o Tiny Twinkle, que trabaja con un tipo de algodón coreano extrasuave llamado “kaffle”.

Lo difícil va a ser elegir entre tanto estampado bonito. Cebras, olas, unicornios, peonías, campanillas… Aunque para las clásicas, también hay muselinas lisas en colores atemporales: lila, azul clarito, crudo

Ahora que ya sabes para qué sirven las muselinas. ¿Te atreves a contarnos para qué las usarás tú?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies
0