Cole y portabebés: la combinación ganadora.

Cuando la familia crece cualquier cambio aparece como un reto que terminamos superando. Eso sí, si contamos con ayuda esos retos serán más fáciles. La llegada de un bebé es de esos acontecimientos que requieren una reestructuración logística y emocional. En Estímulos Maternales siempre os echamos una ayuda con ambas. La última, la emocional, con nuestros cursos y talleres. Y sobre logística venimos a hablar en este post. Sobre todo como el binomio cole y portabebés te va a sacar las castañas del fuego.

Muchas mamás y papás nos cuentan: “Tengo que llevar a mi hijo mayor a la escuela pero me da pena despertar al bebé” o “Para llevar al colegio a mi hijo mayor invierto mucho tiempo en preparar al pequeño”. El porteo para ir al cole (o volver) es la salvación de muchas familias. Y lo es porque evita llantos, ahorra tiempo y conlleva otros beneficios para bebé, porteador y hermanito mayor que vamos a ir viendo a continuación.

Portear a recién nacidos, prematuros y bebés pequeños

Usar portabebés ergonómicos con recién nacidos es una de las mejores decisiones que puedes tomar. Te podría hablar de sus beneficios, y lo haré más adelante, pero si has llegado hasta aquí es porque necesitas ganar autonomía. Es totalmente sano y normal que los bebés (recién nacidos y mayores) quieran estar en contacto con su madre. Si vienen de un ambiente protegido en el que se han gestado, alimentado, sentido seguros… ¿como ahora van a querer dormir solitos en lugar de en los brazos de mamá?

Pero los brazos de mamá o papá y sus manos tienen otro pequeños -o más- a los que cuidar y no se pueden multiplicar. Y no hace falta que lo hagan porque el porteo facilita esa tarea. Con un portabebés tienes manos libres, bebé feliz y hermano atendido. Ahora vamos a ver por qué el porteo garantiza un bebé feliz.

cole y portabebés

Beneficios físicos, cognitivos y emocionales del porteo

En Psicología siempre se habla de tres conceptos que garantizar el bienestar de la persona: físico, cognitiva y emocional. Los tres están muy conectados entre sí y se retroalimentan. Usar portabebés ergonómicos con recién nacidos es beneficioso a nivel físico porque les ayuda a fortalecer la musculatura de la espalda correctamente, porque le permite continuar con el desarrollo de sus caderas de manera apropiada y porque evita plagiocefalias (que se producen cuando un bebé pasa mucho tiempo tumbado en la misma posición).

A nivel cognitivo, portear a bebés permite que a medida que sus sentidos se van desarrollando este pueda descubrir el entorno siempre desde la seguridad que le aporta mantenerse en contacto con su madre/padre (o porteador). Asimismo facilita el desarrollo de la comunicación porque portear permite que se identifiquen la necesidades por un parte y se puedan expresar por otras; como desarrollar un lenguaje mamá-bebé propio.

A nivel emocional es un paso más para establecer el apego seguro. El contacto es fundamental para el desarrollo afectivo. Tras el nacimiento se comienza la etapa de “exterogestación” en la que el bebé sigue necesitando brazos y contacto durante otros nueve meses aproximadamente. Normalmente hasta que empieza a ser consciente de que es un ser independiente de su mamá. Hasta el momento tanto mamá como bebé se llegan a sentir una prolongación el uno de la otra. Asimismo, una vez más la seguridad de tener a mamá/papá cerca ayuda a la estabilidad emocional y a reducir el período de los cólicos del lactante.

El porteo a prematuros

Además, hay otras ventajas que los bebés prematuros porteados van a experimentar. También lo harán el resto de bebés, pero dadas sus circunstancias es importante saber que el porteo:

  •       Regulariza el ritmo cardíaco y estabiliza la respiración
  •       Regula su temperatura corporal porque se sincroniza con la de mamá. ¡Maravillas de la naturaleza!
  •      Se siente cuidado y protegido.
  •       Estimula y propicia la lactancia.

En estos casos es importante que cuidemos el material con el que está fabricado el portabebés. Para este caso, en Estímulos Maternales siempre recomendamos caboo por su material y su colocación. Por su material porque está fabricado en algodón orgánico. Por su colocación porque es ergonómico, muy fácil de colocar y ajustar, evitando que el bebé se estrese -y también la mamá.

Cuando el bebé crece y todo toma su cauce Carmen, que es asesora de porteo, te recomendará otras opciones si quieres hacerte con otro portabebés. Y si vas a la tienda también te explicará cómo colocarla. Ya hemos perdido la cuenta de las mamás que se la han llevado puesta. Te dejamos un adelanto para que veas cómo colocar la caboo.

Cole y portabebés. ¿En qué beneficia al bebé?

Volviendo al tema principal: cole y portabebés estamos convencidos de que son un equipo ganador. Porque a la hora de llevar al hermano mayor a la escuela usando un portabebés como la caboo (que encuentras en la tienda online), puedes ahorrar tiempo de preparación, llantos, frío y además el bebé se benficiará de todas las ventajas que hemos visto anteriormente.

Ahorras tiempo de preparación porque ni siquiera hace falta que despiertes al bebé para vestirle. Con su pijamita lo colocas rápidamente en la caboo y sigue manteniendo la temperatura ideal. Además podrás preparar todo lo necesario porque tienes las dos manos libres. Y si das el pecho y quiere comer ¡no necesitas sacarlo del portabebés!

Reduces (o incluso haces desaparecer) llantos. Tanto del bebé, que va a estar a gusto, como del hermano mayor al que vas a poder prestar toda tu atención.

Evitais que pase frío porque como hemos dicho su temperatura y la tuya entran en sintonía.

Cole y portabebés: Beneficios del porteo para el hermano a mayor

El combo cole y portabebés supone un extra de confianza para el hermano mayor. El totalmente normal que aparezcan celos. Más aún cuando se encuentran en un lugar que no conocen mucho o en el que se sienten inseguros, como el inicio de la escolarización o los primeros días de cole.

Usar el portabebés te garantiza tener más atención y recursos para acompañar al hermano mayor. Él se sentirá más protegido si puedes agarrarle la mano, agacharte a su altura o alcanzarle lo que sea que necesite.

Y no podemos olvidar algo muy importante: incluir a ambos en las rutinas ayuda a cuidar el vínculo que acaba de generarse. Muchas madres sienten culpa durante el embarazo y la llegada del bebé porque sienten que no pueden dedicarle el mismo tiempo y atención que antes a su hijo mayor. Es normal porque todo necesita una adaptación y el uso del portabebés la hace más amable para todos.

Y como no, la mamá además de tranquilidad por sentir los efectos en sus peques también tiene otra serie de ventajas para su bienestar. Como la sensación de estar estableciendo el vínculo con uno y continuándolo con otro. Por eso, si te estás preguntando cómo te las vas a arreglar para llevar al cole al mayor sin que el pequeño sufra “daños colaterales” acuérdate: cole y portabebés son la combinación ganadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies
0