fbpx

Carrera “Yo no renuncio”: historias de maternidad

Carrera Yo No Renuncio

Si hablamos de conciliación surgen sentimientos encontrados. Una especie de sentimiento de impotencia mezclado con otro de lucha. Y este último es el que lleva impulsando el Club de Malasmadres algunos años. Su acción más reciente es la Carrera “Yo No Renuncio” a la que se suma Estímulos Maternales.

Por nuestra tienda de Marbella pasan semanalmente decenas de madres con historias muy diferentes pero a la vez muy parecidas. A continuación te contamos algunas de ellas. Son ficticias pero apuesto que tú que me lees te vas a sentir identificada con alguna de ellas, o con todas, o te recordará a la situación de alguna mujer cercana.

*Imagen Principal de Club de Malasmadres

Yo corro la “No renuncio” por Rocío

carrera Yo no renuncio

Son las 6:00 de la mañana. Rocío se levanta de la cama. Ya estaba despierta antes de que sonara el despertador. Es su primer día de trabajo pero entre las tomas nocturnas de su bebé y la maraña de sensaciones a penas ha dormido. Se ducha, terminar de prepararlo todo, se acuesta al lado de su hijo y da la última toma antes de despedirse. Rocío se siente agradecida: la abuela ya está en casa y su bebé seguirá durmiendo un par de horas más.

Sin embargo también se siente desconsolada, culpable, impotente. A lo largo del día las lágrimas y la leche brotarán inesperadamente, incontrolablemente. Le gusta su trabajo y también le gustaría cuidar de su bebé hasta que fuera más autónomo.

¿Por qué Rocío tiene que renunciar a alguna de ellas?

Yo corro la “No renuncio” por María

María se despierta a las 5:00 y se acuesta a las 12:00 de la noche. Trabaja fuera de casa, pero también dentro. Prepara comidas, hace la compra, pone lavadoras. María seca lágrimas, contiene rabietas, juega a los animales de la selva. Prepara el menú de la semana, pide la cita médica, pasa la ITV al coche. María se sienta a hacer fracciones, atiende esa llamada urgente del trabajo. Prepara la cena, baña, cuenta cuentos. María responde al WhatsApp de madres del colegio, manda un mensaje de audio a su mejor amiga, prepara todo para que por la mañana nadie llegue tarde.

María es muy buena en su trabajo fuera de casa pero es su compañero el que asciende. A penas puede dedicar tiempo a preparar ese informe en su tiempo libre porque no tiene tiempo libre.

¿Por qué María tiene sobre sus espaldas todo el peso de la familia con su consecuente carga mental?

Yo corro la “No renuncio” por Rosa

carrera yo no renuncio

Rosa es compañera de María, tampoco asciende a pesar de sus ideas creativas y sus dotes de liderazgo. Rosa además del trabajo fuera de casa y el de dentro cuida a su padre anciano.

¿Por qué Rosa se enfrenta a una triple jornada laboral que le impide ascender en su trabajo?

Yo corro la “No renuncio” por Clara

Clara tiene un puesto directivo en una gran empresa. Entra a trabajar cuando su hija todavía duerme. Cuando llega a casa a penas le da tiempo a cenar con ella y darle un beso antes de dormir. Clara se pierde las actuaciones en el cole. Pero ella sigue su show manejando los hilos de su departamento. Le encanta su trabajo pero no puede soportar el peso de la culpa por renunciar a pasar tiempo con su hija, el pinchazo de la mirada de sus jefes y compañeros esperando verla flaquear porque quiere llegar a todo.

¿Por qué Clara no puede ser trabajadora, madre, amiga, compañera al mismo tiempo?

Yo corro la “No renuncio” por Violeta

Violeta decidió frenar su carrera profesional en la empresa para la que trabajó tantos años para reinventarse profesionalmente. Ella quería una conciliación real que en ese momento no tenía. De lo que no se había dado cuenta es que en la conciliación interviene toda la sociedad: las jornadas en las que se mezcla el cuidado de los niños con el negocio, la necesidad constante de seguir pensando en la empresa, el vacío en el que quedas si enfermas o enferman… Violeta se dio cuenta de que en la conciliación debía intervenir toda la sociedad y su pareja en particular. Si todos fuéramos más tolerantes con la infancia sería más fácil.

¿Por qué Violeta tiene que buscar a alguien que cuide a sus hijos por las tardes cuando ella renunció a su antiguo trabajo para poder cuidarlos?

Estas son Violeta, Clara, Rosa, María y Rocío. Su caso no es único y hay millones más con cientos de matices distintos pero con una única convicción: “Yo no renuncio”.

Y con esta idea en la cabeza allá por el 2014 escribía Laura Baena, fundadora del Club de Malasmadres, su primer artículo sobre conciliación en el blog. Después de eso vinieron muchos movimientos que dieron voz al sentimiento de tantas madres convirtiendo el 13F en un día clave: #yonorenuncio. E incluso elaborando un informe que no tiene desperdicio sobre la influencia de la (mala) corresponsabilidad en la conciliación laboral.

Ahora se aproxima algo muy grande… (redoble de tambores):

Carrera “Yo no renuncio”

Con el objetivo de dar visibilidad a este problema de nuestra sociedad El Club de Malasmadres organiza el próximo domingo 7 de octubre una carrera de obstáculos. El evento principal se realiza en La Ciudad Deportiva Valdelasfuentes en Alcobendas (Madrid) pero también en otras ciudad del país.

En la carrera organizada en Alcobendas los participantes tendrán que superar tres obstáculos que simbolizan las dificultades reales a las que se enfrentan a diario las mujeres para conciliar. Estos son sus nombres:

  1. “La carga mental”.
  2. “No soy invisible”.
  3. “Yo no renuncio”
  4. “Somos iguales en el empleo y en el hogar”
  5. “Ya no hay excusas para hacer equipo”
  6. “Sin tiempo libre”
  7. “Corresponsabilidad para la educación ambiental”
  8. “La conciliación no existe”
  9. “No soy superwoman”
  10. “El muro de la maternidad”
  11. “Una mochila llamada culpa”
  12. “La conciliación es para todos y todas”
  13. “Rompe el muro de la conciliación”

Por supuesto también se organizará en Málaga y Marbella. Puedes inscribirte aquí y seleccionar la opción “corre desde tu ciudad”. Los gastos de inscripción son 20€ de los cuales 2€ irán destinados a la Fundación Aladina. Además recibirás un pack con tu dorsal, camiseta y mochila.

Por ellas, por ti, porque la conciliación no debería ser un obstáculo.

En Estímulos Maternales apoyamos la iniciativa y vamos a correr el próximo domingo. ¡Únete!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies
0